Uso de la posición de Trendelenburg

Después de estar comentando el tema con varios colegas de diferentes servicios de emergencia extrahospitalaria y hospitalaria, llego a la conclusión de que no hay una decisión unánime con el uso de la posición de Trendelenburg. Me he estado documentando también a través de Internet y empezaré por el origen de Trendelenburg.

Esta posición consiste en poner al paciente en decúbito supino, pero con la cabeza mas baja que los pies, o la posición modificada que consiste en decúbito supino levantando solamente las piernas. Un cirujano, el doctor Friedrich Trendelenburg, fue a finales de 1800 el pionero en esta técnica para obtener un mejor acceso a los órganos pélvicos durante los procedimientos operativos. En el transcurso de la Primera Guerra Mundial, se utilizó para el tratamiento del shock y aumentar así la circulación en el corazón y el gasto cardíaco, mejorando el flujo de sangre a los órganos vitales. Aun hoy día se sigue utilizando para la hipotensión en el shock hipovolémico y neurogénico. Incluso a nivel popular cuando alguien se marea en un lugar público, la gente del lugar tiende a levantar las piernas al afectado... ¿por que?

Desde los años 60 hasta el día de hoy, han sido varios los estudios realizados sobre el beneficio de dicha posición. Curiosamente no he llegado a encontrar ninguno favorable. En la mayoría de los casos los resultados finales son más perjudiciales para el paciente, en otros simplemente no produce ningún efecto ni positivo ni negativo.

En los casos más perjudiciales, el motivo principal es una patología pulmonar previa u obesidad del paciente. Al efectuar Trendelenburg o Trendelenburg modificado, hace que las vísceras abdominales compriman el diafragma, pudiendo comprometer así la función pulmonar. En cuanto a la hipotensión, hay varias evidencias clínicas revelando no solamente que no es efectiva, sino causando una disminución de la presión arterial sistólica, diastólica y media.

Particularmente ya hace algo mas de dos años que dejé de usar la posición de Trendelenburg, creo que hasta que no se realicen más estudios, debería evitarse, ya que puede empeorar el compromiso hemodinámico de un paciente, elevar la presión intracraneal y perjudicar la mecánica pulmonar.

Es importante que nos mantengamos al día con las últimas investigaciones y no seguir haciendo diferentes técnicas o procedimientos sin saber exactamente por que los hacemos... muchas veces simplemente se hacen porque se han hecho siempre y así nos lo enseñaron en su momento. Ha llegado la hora de preguntarse si todo lo que estamos haciendo es beneficioso o no.

¿Y tu, sigues tratando a pacientes hipotensos con la posición de Trendelenburg?

Referencias

Department of Health Restoration, School of Nursing, West Virginia University, Morgantown, USA.
Use of the Trendelenburg position by critical care nurses: Trendelenburg survey.

Sendoa Ballesteros Peña, Ana Rodriguez Larrad
Efectos de la posición de Trendelenburg sobre el estado hemodinámico: una revisión sistemática
Revista Emergencias 2012;24:143-150

Publicar un comentario

0 Comentarios